logo




blanca

 

El proyecto "Caminando con Blanca" nace de la colaboración de Mujeres en Igualdad Rincón de la Victoria con el periódico digital de la costa este www.lavozdehoy.com. Esta inicitiva trata, a través de la figura de "Blanca", de mostrar una visión de la mujer en nuestro municipio de una forma diferente. Con este acuerdo pretendemos llegar al mayor número de mujeres posibles y poder hablar de temas y conceptos sobre la mujer y la igualdad. A continuación podeis leer los artículos ya publicados.

  • 10 de Abril, 2013
  • Alicia Navas
  • www.lavozdehoy.com

 

 

Un tesoro de recuerdos

 

Blanca coge entre sus manos una cajita de madera dónde guarda varios objetos, aunque no tienen valor económico ella sabe lo que significan en su corazón. Son pequeños tesoros de una vida, una fotografía, un reloj, o una postal, entre otras cosas, son sus verdaderas joyas.


Hoy día lo material es protagonista, quitándole valor a las cosas sencillas; antes se tenia sólo un par de zapatos, un traje para los domingos, un único juguete, y de madera… Los tiempos cambian, la avaricia se acentúa cada vez más, y el egoísmo reina; si la vecina tiene algo tú quieres tener el doble, si el amigo de tu hijo tiene una nueva videoconsola vas y le compras a tu pequeño otra mejor. Nuestros niños y niñas han nacido en una sociedad materialista, por ello tenemos que fortalecerles cosas tan significativas, que los de anteriores generaciones si podemos valorar, como son el compartir, el regalar, o el ayudar a los demás.


Blanca sabe que el dinero seguirá marcando y moviendo el mundo, pero éste no trae la felicidad. Ella sabe que tras días nublados siempre aparece el sol, no compra ninguna amistad, ni lastima a nadie en su camino, es feliz con lo poco que tiene porque lo consiguió con su esfuerzo. Blanca vuelve a cerrar la caja de madera con aquellos objetos de tanto valor sentimental, siempre que tenga tiempo la abrirá para recordarse a sí misma que el verdadero valor está en nuestros recuerdos y experiencias no sólo en algo material.

 

  • 3 de Abril, 2013
  • Alicia Navas
  • www.lavozdehoy.com

 

 

Primavera

 

La claridad del día y los rayos de sol anuncian que el amanecer ha llegado, Blanca cambia el color de sus ropas, se despoja del grueso abrigo, levanta como cada mañana la persiana dando los buenos días, las flores lucen más que nunca sus mejores encantos, por fin se fue el invierno y llega la primavera. Los días se hacen más largos, las noches mas cortas, la gente sale más a la calle, los paseos se llenan de niños correteando y son muchas las parejas que ven en esta estación el momento propicio para demostrar su amor.


Blanca hoy camina con una amiga disfrutando del paisaje, se para a coger entre sus manos una margarita y como una quinceañera va despojando cada pétalo preguntando si la querrán o no, sonríe mientras guarda con recelo su última hoja. Hoy se encuentra muy feliz no sabe si por el cambio de estación o es que las ganas de vivir hacen que esté mas contenta que nunca, se siente con fuerzas para afrontar las cosas buenas y malas que el futuro le deparará, no agacha la cabeza, fija su mirada al frente, sabe que será un largo recorrido y por muchos momentos de mal tiempo que vengan volverá a recordar el primer día que llegó la primavera.


Llena de colores una vida, sueña despierta sin miedo, rompe el silencio que amarga tus penas, siéntete mujer, enamórate cada día,  por muchas estaciones que cambien no abra ninguna que acabe con la alegría. Blanca acaba el paseo, se despide de su amiga y ya tiene en mente que pronto llegará el verano al que le abrirá de nuevo la ventana dándole la bienvenida y los buenos días.

 

  • 27 de Marzo, 2013
  • Alicia Navas
  • www.lavozdehoy.com

 

 

Si hay Dios

 

Semana de pasión, calles llenas de olor a incienso, velas encendidas iluminan corazones llenos de fe. Blanca rememora cuando era niña, cogida de la mano acompañaba a su padre en aquellas noches de Semana Santa. Aunque ella no se identifica con la tradición son muchas las veces que  le viene a la memoria aquel respeto que de pequeña le producían todos aquellos nazarenos con guantes blancos,  les daba la mano y ellos la obsequiaban con cera.


Pero esos tiempos quedaron atrás, hace ya trece años cambió, aquellas Semanas Santas pasaron a ser una semana de sufrimiento, una semana agarrada a su padre, pegada a una cama, donde pedía con la fe que el siempre tuvo que lo dejara junto ella. El domingo de resurrección, cuando cuenta la historia que Jesús resucitó, él se marcho dejando en su mano el olor a incienso. Hoy Blanca no llora porque sabe que desde hace trece años tiene su Dios particular, que no sale en trono, y que aunque no murió en una cruz siempre lo dio todo por los demás. Son muchas la noches que escucha su voz, no necesita altar, y cuando le reza, más que nunca adquieren significado esas palabras de, Padre nuestro que estas en el cielo.


Blanca mira ese cielo azul, sabe que donde quiera que esté se asomará cada día a observarla, y por muchos años que pasen siempre recordará a su propio Dios en Semana Santa. El recuerdo le hace sufrir pero le da fuerzas, hoy en su mano siente esa energía a la que se agarra con fuerzas, para que, como hacia de niña, la guíe y acompañe mientras juntos caminan.

 

  • 20 de Marzo, 2013
  • Alicia Navas
  • www.lavozdehoy.com

 

 

Una mirada y una sonrisa

 

Una mirada clara desvela un sentimiento, unos ojos transmiten tanto amor como sufrimiento, son esos mismos ojos los que evitan la mirada cuando no quieren dejar ver un secreto. Blanca siempre observa y mira de frente, apenas parpadea, y cuando alguien le retira la mirada piensa que algo oculta y no le da confianza. Ella valora esos pequeños detalles, al igual que la sonrisa, siempre va buscándola inclusive si es acompañada de llanto y aunque hay días que le cueste encontrarlas no descansa hasta conseguir dibujarlas.


Son detalles que pasan desapercibidos y tan importantes en el día a día; una mirada, una sonrisa... en ellos puedes encontrar la energía y la fuerza para afrontar lo que nos propongamos. Y es que la vida pasa tan deprisa que apenas disfrutamos de los pequeños detalles, de los pequeños gestos. Blanca esta semana se detuvo a buscar aquellos aspectos de las personas que quiere, aspectos que les hacen especiales. De entre ellos Blanca se queda con la mirada cómplice de una amiga, con la sonrisa de su hija y con su propio llanto por la falta de un ser querido, sabe que el amor lo tiene, y se encuentra feliz de poder disfrutar de todas estas pequeñas cosas.


No quiere mas sufrimiento, muere por una sonrisa, no quiere llanto si no es de alegría, busca siempre una mirada limpia, aunque guarde más de un secreto, encuentra en cada caricia al amor de su vida, no le falta un guiño a su hija, se consuela con el abrazo de una amiga, vive con el recuerdo de alguien que la protege. Hoy la fuerza de una mirada clara y una sonrisa amplia llenan de energía a Blanca para que siga caminando.

 

  • 13 de Marzo, 2013
  • Alicia Navas
  • www.lavozdehoy.com

 

 

Miedo

 

Al hablar de poesía pensamos sólo en el amor, cuando hay miles de poemas llenos de sentimientos  muy diversos y miles de historias repletas de emociones. Blanca se acomoda con un libro en la mano observando por la ventana como cada gota de lluvia cae en el suelo de su terraza, contempla el paisaje mojado y como el aire hace mover los árboles. Una imagen bucólica que sin embargo le produce un nudo en el pecho, el cielo cerrado le provoca sentimientos que la hacen dudar de que ella pueda comerse el mundo, empieza a pensar que son muchas las veces es el mundo se la come a ella, ¿miedo?


Por mucho que las mujeres se enfrenten a él son bastante las ocasiones que incluso unas gotas de agua pueden parecer ríos, a pesar de lo dura que parezca y aunque se crucen mares y montañas el miedo es aquel indeseado compañero de viajes. Blanca nunca lo ha tenido fácil, sabe muy bien lo que siente, pero esa ventana por la que mira a su terraza, esas nubes cargada de aguas, esas gotas que hacen ruido al caer… muestras la debilidad de una mujer que por mucho que emprenda nuevos caminos se caerá y se volverá a levantar, el miedo le acompañará a todas partes, pero le ha echado un pulso y sabes que algún día podrá con él.


Blanca cierra su libro con cientos de poemas, lo guarda para otra mañana, al fin deja de llover, por muchas gotas que hagan que el camino resbale Blanca se ha puesto en marcha y el miedo lo ha dejado sentado en aquella terraza mojada. No preguntes por donde anda el miedo que para caminar el mas cobarde sigue siendo él. 

 

  • 6 de Marzo, 2013
  • Alicia Navas
  • www.lavozdehoy.com

 

 

Sin coraza

 

Muchas veces un abrazo, un apretón de manos, incluso un beso son mucho más que unas palabras bonitas, porque aunque un corazón quiera hacerse el valiente creyendo ser coraza en ocasiones necesita el refugio de una caricia o una mirada. Blanca lleva años escondiéndose detrás de una sonrisa, observando en su caminata diaria las verdaderas personas que le acompañan, sin embargo desconfía de esos supuestos amigos de palmaditas en la espalda, aquellos que le ríen la gracias y a la hora de la verdad desaparecen como fantasmas.


Después de tantos golpes recibidos ha envuelto su corazón con una gran armadura para que nadie pueda dañarla. Pero Blanca hace un par de meses conoció a dos personas que intentan romper ese blindaje, el miedo le corrompe porque se resiste a recibir cariño, y menos a sentir otro desengaño. Sin embargo por mucho que intente evitar golpearon tan fuerte que han conseguido que Blanca les entregue las llaves para abrir esa puerta que tenia cerrada.


Hoy de nuevo se arriesga a sentir el abrazo y dejar abierto sus sentimientos, hoy se deja querer sin recelos, sabe que frente a ella tiene dos personas que le han dado mucho en muy poco tiempo, disfrutara del presente y no piensa lo que pueda pasar mañana. Blanca coge en sus manos la amistad que le han brindando y echará a caminar como siempre, pero hoy más acompañada.

 

  • 27 de Febrero, 2013
  • Alicia Navas
  • www.lavozdehoy.com

 

 

Blanca y verde

 

La bandera blanca y verde vuelve tras un siglo de guerra a pedir paz y esperanza bajo el sol de nuestra tierra, así comienza el himno de Andalucía. Blanca sabe lo que significa para todos los andaluces que cada 28 de febrero se cante para recordar la libertad. Hoy ella no quiere hablar de la historia, sólo hacer reflexionar del presente.


En estos tiempos de cambios la tierra es un referente, muchos la han tenido que abandonar para salir hacia adelante, otros muchos han llegado porque de ella se han enamorado. Pero ¿qué es aquello que echan de menos los que parten?, ¿qué atrapa a aquellos visitantes que deciden quedarse en ella?. Todo; la luz, su, mar, sus campos, sus tradiciones… pero sobre todo su gente. Personas que saben reír después de tanto sufrir, porque los andaluces han aprendido a levantarse como dice el himno a pedir tierra y libertad.


Blanca coge su bandera pintando letras en blanco y verde, coge su camino como cada mañana, observa sus playas con esas barquillas de pescadores, el color del cielo, el olor a marisma, no puede pedir más que seguir caminando por su pueblo y sentirse ante todo parte de su tierra, Andalucía.

 

  • 20 de Febrero, 2013
  • Alicia Navas
  • www.lavozdehoy.com

 

 

Piratas de carnaval

 

Se ha despertado el día lleno de color, parece que el sol también ha salido sonriendo y le envuelve un enorme antifaz. Blanca se despierta temprano para ir a la fiesta del carnaval, aquella que se prepara en el colegio de su hija. Hoy les espera una escuela pirata, donde todos los niños lucirán un parche en el ojo, una espada en la mano y la mayor de las sonrisas. Blanca también participará en el evento y por eso se encuentra hasta más nerviosa que su hija, eso de disfrutar con ella y sus compañeros de clase hace que se sienta una niña más.


Se pinta la cara se coloca el pañuelo en la cabeza y pone rumbo en su coche transformadlo con su imaginación en un navío que va cruzando mares. Por fin llegan, desembarcan tomando rumbo a la isla en busca del tesoro del saber, las lecciones hoy descansan, hasta la profesora se ha convertido en un capitán de barco y los pequeños piratas revolotean por todo el patio creándose sus propias historias. El carnaval hace que todos seamos personajes ficticios y que tanto pequeños como grandes nos envolvamos en un mundo de fantasía.


Comienza la actuación muchas mamis como Blanca también se han involucrado en ello, llevan varias semanas preparando coplillas para cantarle a sus niños, el hacerles reír es lo único que desean. Las piratas con el sol en la cara comienzan a cantar fijándose en los ojos inocentes de cada personajillo que embobados miran a sus madres. No les importa nada en ese momento, sólo están para ellos, el mayor regalo sus sonrisas y el mejor tesoro disfrutar en cada momento con sus niños. Llega el final de la mañana donde hay que quitarse el pañuelo, soltar la espada y lavarse la cara, y aunque hay que volver a esperar un año para que sea de nuevo carnaval Blanca tiene todo los días un nuevo camino, el de seguir siendo mamá.

 

  • 13 de Febrero, 2013
  • Alicia Navas
  • www.lavozdehoy.com

 

 

Noche fría

 

Noche fría, bajo la manta en un sofá, con un papel en blanco y miles de cosas que revolotean por su cabeza. Blanca intenta hacer de un papel un diario, de un camino una vida, y del miedo su mayor valentía. Hojas vacías de letras, las dificultades le ahogan y por mucho que quiera escribir las palabras se vuelven analfabetas y no encuentran nada que contar.


Blanca se abriga, un escalofrío recorre su cuerpo, el suspiro es su compañero, cierra lo ojos para poder concentrarse pero por más que lo intenta su cabeza se va sin poderlo remediar. Ella sabe que tiene en sus manos el camino, pero no encuentra la salida. El reloj marca las tres de la madrugada y el papel sigue vacío, sabe que será una noche larga de recuerdos de tantos caminos que ella misma ha creado.


Ya comienza un nuevo día, en su cara se refleja el cansancio, aquella hoja antes vacía ahora está llena de palabras que unidas narran una historia. La claridad de la mañana despierta a Blanca, el camino tenía salida, una mala noche la tiene cualquiera, y aunque a veces los sueños se vuelvan pesadillas no hay que desesperar por más que la inspiración se haga rogar. En el diario las palabras hablan, vuelven a tener la voz, por mucho que el silencio ronde una loca cabeza Blanca sigue caminando aunque pase alguna que otra noche fría.

 

  • 23 de Enero, 2013
  • Alicia Navas
  • www.lavozdehoy.com

 

 

El espejo

 

Frente a un espejo, culpable de lo que ve, atrapada en un cuerpo que no desea, pasando hojas de revistas de moda. Blanca se pregunta cuántas son las jóvenes que quieren ser una top model, cuántas muchachas dejan de comer pensando que algún día llegaran a estar en las portadas de las revistas que ellas mismas leen. Se engañan en un canon de mujer esquelética, creyendo que la belleza esta en una delgadez extrema.


La falta de alimentación hace que muchas jóvenes caigan en una terrible enfermedad, cogiéndole miedo a mirarse en un espejo. Blanca no comprende la falta de sensibilización de algunos medios ante esta dura realidad.  La mujer es hermosa siempre, por mucho que la publicidad nos venda que hay que estar delgada para ser guapa. Comer sano y hacer ejercicio diario es algo necesario para el organismo, pero no hay que buscar con ello tener el cuerpo diez porque así nos convertimos en esclavos de nuestro cuerpo, engañándonos y haciendo de nuestra vida un escaparate donde lo superficial prima sobre el interior.


Blanca cada vez que sale a caminar, observa el gran número de personas que cogen sus bicicletas o corren por el paseo de su pueblo, el hábito y la educación del deporte hace que te sientas saludable, pero siempre por uno mismo nunca por lo que opinen los demás. Blanca abre camino a la salud dejando de un lado el espejo del terror, porque no hay reflejo más real que el tú quieras dar.

 

  • 16 de Enero, 2013
  • Alicia Navas
  • www.lavozdehoy.com

 

 

La vida en una maleta

 

En busca de nuevos proyectos, llenando una maleta de vida, cargando la esperanza de encontrar buenos momentos pero con la tristeza del dejar atrás a sus seres queridos. Blanca hoy quiere hacer una parada en la vivencia de una amiga, una mujer joven que decidió buscar trabajo fuera de nuestro país, una chica que después de estudiar, tener una buena educación e intentar buscarse la vida en su tierra coge su maleta y resume en veinte kilos lo necesario para vivir.


Sólo con la ilusión de que lo mejor está aún por llegar, aunque le falte un beso o un abrazo de sus padres, ella no lo piensa más y toma un vuelo directo a Londres. Aprender el idioma y conocer una nueva cultura le hace ilusión, sabe que todo lo que aprenda le valdrá mucho en el futuro. La ciudad es fría pero cada día se va haciendo un hueco como una londinense más. Blanca la echa de menos, sólo se comunica con ella con varios mensajes, y piensa que aunque sea algo bueno para su amiga, es una tristeza que lo tenga que dejar todo porque en nuestro país no se le pueda dar la recompensa al esfuerzo de tantos años de estudio y sacrificios. Como ella son muchos los jóvenes que toman la decisión de marcharse y poner tierra de por medio, con la promesa de volver en mejores tiempos ya con gran bagaje y experiencia.


No hay distancia ni camino que nos separen de nuestros familiares y amigos, aunque sea muy largo el recorrido siempre se estará cerca cuando se necesite. Blanca ve caminar a su amiga con la vida en una maleta, una maleta que espera se quede pequeña para toda la enorme vida que tenga que traer a su vuelta.

 

  • 9 de Enero, 2013
  • Alicia Navas
  • www.lavozdehoy.com

 

 

Noche mágica

 

Los Reyes finalizan la Navidad con su noche mágica, la que va dedicada a cada niño, la noche más larga y de más nervios. Blanca, como todas las madres, espera la llegada de sus Majestades después de acompañarlos durante el recorrido en la cabalgata de su pueblo cogiendo caramelos como si fuera una niña más, disfrutando a la vez que recuerda cuando era pequeña, la ilusión de aquel cinco de enero, lo largo que se hacia aquel día dándole vueltas a la cabeza para saber si le traerían todo lo que ella había escrito en su carta. Se le venían a la mente los patines que tanto deseaba y aquel órgano, y sobre todo cientos de caramelos y chocolatinas que adornaban cada paquete envuelto.


La mañana del seis ya llegó y su infancia se quedó atrás para contemplar a día de hoy la ilusión y la sonrisa de su hija, la mirada emocionante de no saber a que jugar primero, el asombro de ver que sus tres Reyes Magos se habían comido el turrón y bebido las copas que ella preparó antes de acostarse. Ya pasó la noche mágica se marcho la Navidad, Blanca retira una a una cada bola del árbol, el Belén lo guarda en su caja a la espera de que pase todo un año para volverlo a desembalar y comenzar de nuevo la historia de los días mágicos.


Nochebuena, navidad, nochevieja, año nuevo, villancicos, los Reyes Magos, ilusiones, recuerdos…  Caminar en estas fechas ha sido para Blanca como un paseo en trineo; con un paisaje blanco y desconocido, como este año que empieza; y con momentos que dejan huella, como los surcos del trineo sobre la nieve. Pero su mejor recuerdo de estos días fue la mañana de Reyes, en la que el mejor presente era sin duda la sonrisa de su hija, la cual no cabía envuelta en ningún papel de regalo.

 

  • 2 de Enero, 2013
  • Alicia Navas
  • www.lavozdehoy.com

 

 

Doce campanadas


Llega la última noche, la llamada vieja, en la que se repasan las vivencias del largo año, los momentos vividos como si de una película se tratara y nos vamos quedando con los mejor. Hacemos nuevos propósitos para el próximo año que nos llega, lo vemos aún lejos y sin saber que nos deparará.


Blanca vestida para la ocasión, siempre rodeada de su familia, prepara una copa donde echa las doce uvas esperando las campanadas, y cuando toma cada una de ellas piensa algo bueno para el 2013. En la primera salud, que no falte la uva mas importante; con la segunda trabajo; en la tercera el amor, pero no sólo el de pareja si no entre amigos y familiares; la cuarta para la paz, que no haya mas guerras; quinta para que no haya nadie sin un plato de comida; sexta para que nadie se quede sin hogar; la séptima por la sonrisa de un niño; la octava para que no haya soledad para los mayores; la novena por la igualdad, la décima por menos llantos, la undécima por la alegría y al llegar a la última uva Blanca pide por la felicidad, y ya entra en el año nuevo con ganas de vivirlo.


Después de los interminables saludos de año nuevo un brindis, copas de champán, Blanca echa dentro un anillo de oro,  por aquello de la suerte, besa a su marido y coge la mano de su hija y la de su madre, y al año nuevo tan sólo le pide seguir juntos y felices. Un nuevo año, nuevas ilusiones también habrá algunas decepciones, todo un camino por recorrer, y aunque  sabe que no será fácil Blanca promete en el 2013 seguir caminando.

  • 26 de Diciembre, 2012
  • Alicia Navas
  • www.lavozdehoy.com

 

 

Navidad


Nochebuena, reunión familiar, mesas repletas de comida y algún que otro sitio vacío. Blanca recuerda en estas fechas el olor de los borrachuelos que hacia su abuela, dejaban un aroma en casa que anunciaba que ya era Navidad. Hoy ella hace esa receta para no romper con la tradición, pero sobretodo para recordarla.


Hoy en cada hogar hay una ilusión, una historia, un recuerdo, una manera de vivir estas fechas.  Blanca decora la casa como desde niña suele hacer, prepara desde bien temprano la cena, quiere que todo este dispuesto para la llegada de sus familiares, saca las panderetas, la zambomba y prepara los mantecados y polvorones, no quiere que falte nada. Son días de tradición, de costumbres, de nervios entre los más pequeños, que en la noche del veinticuatro le cuesta dormir esperando la llegada del trineo de Papá Noel. La mañana de Navidad seguro empezará con carreras para ir  a ver que les dejó “santa” bajo el árbol, y el día pasará entre gritos de felicidad y juguetes nuevos.

 

Suena el timbre, ya van llegando los invitados, la nochebuena comienza entre bromas y cariñosos abrazos. Blanca dibuja en su cara la sonrisa más bella, mira a su alrededor y aunque las ausencias son grandes disfruta de las miradas alegres de sus seres queridos. Un año más se reúne la familia, Blanca se levanta, alza la copa y sólo pide un deseo; junto a los suyos poder seguir caminando. Esta noche es nochebuena y mañana Navidad, ya llegaron esos días que nos hacen olvidar los problemas cotidianos y nos hacen soñar.

  • 19 de Diciembre, 2012
  • Alicia Navas
  • www.lavozdehoy.com

 

 

Ilusión


Llega la semana de la ilusión, en la que todo el mundo mira su boleto de lotería y sueña que le puede tocar. Blanca, como muchas personas, decidió comprar uno y desde entonces no deja de imaginar las de cosas que haría sin le llegara la suerte, desde pagar deudas a viajar por todo el mundo, y por supuesto ayudar económicamente a su familia.


Pero Blanca también se para a pensar como cambiaría la gente si ganará tal dinero, ¿tendría más amigos?, ¿cuántos se acercarían a ella?. Esas personas que hoy le dan de lado, las que no preguntan ni si quiera cómo esta, seguro que con un monedero bien lleno se acercarían con la falsedad del interés. Blanca mira a su alrededor y valora lo que tiene, no cambiaría nada, sabe que sus amigos son los que ahora están, lo que con ella han compartido los malos momentos, no quiere falsos personajes que abran camino con sonrisas y doble cara.


Ya llega la tradición, el juego, los niños cantando números, el descorchar champán en las calles anunciando que la Navidad ha llegado. Este año más que nunca Blanca desea que a las personas que les toque la suerte verdaderamente lo necesiten, que la magia de un día especial sea el sueño para muchas familias, que sepan coger el camino seguro de la humildad y que sigan caminando con quien ahora les acompañan.


Las calles se visten de luces y los balcones se adornan de felicidad, entre ellos camina una fiel compañera que en estos días más que nunca nos hace soñar, disfrutad de ella, caminad con la ilusión.